3.24.2008

En - 10

Yo también tengo que partir de cero. El amor de mi vida, mi canadiense querido, se murió el 2 de marzo, sin que la ciencia haya dado ningún tipo de explicación al respecto. Pueden clonar humanos pero no me pueden decir qué le pasó en su último respiro. Nos habíamos conocido en México cuando ambos estábamos tratando de partir de cero. Yo con mi intercambio y las ganas de cortar alas, y él dándole un vuelco a su vida trabajando como profesor de inglés. Juntos partimos de cero cuando decidimos irnos a vivir bajo el mismo techo. Éramos de esas parejas entretenidas, mejores amigos, apasionados en todo lo que pueda abarcar esa palabra. Siempre pensamos que conocernos era fiel lectura del destino. Cuando cada uno tuvo que volver a su país, apareció de nuevo la partida de cero. Los planes eran vernos en unos meses más en Chile, pero para variar la vida se interpuso. Para demostrarme su amor llegó a Chile en enero donde recapitulamos los mejores momentos de nuestras vidas: cuando estábamos juntos. Las maletas estaban listas para seguirme en mayo a Canadá, donde Ty me estaría esperando con departamento y la esperanza de formar familia. Y justo en el momento en que logré entender y vivir aquella felicidad absoluta y completa, se fue como un chasquido. Ahora leo tu historia y me siento como la señora del 3C, sólo que sin hija, hablando español y extrañando lo que nunca fue. Tengo que partir de cero pero ya no necesito ni los empujones porque me rendí. En una par de días me llegan un poco de sus cenizas adentro de un collar que me regaló su hermana en el velorio. Ahora me queda terminar este cero que no logró su fin, para empezar otro, pero al parecer hay que tener harto más que ganas.Dile a Martín que yo también me quedé con las ganas de re-enamorarme y ojalá, eternamente. La vida me debe eso al menos. Ahora le daré a Mario las gracias por darme tu link.

Respuesta a una historia escrita con encanto,de Javier Hurtado
http://javierhurtado.wordpress.com/2008/03/02/partir-de-cero/

2 comentarios:

Zorro Culpeo dijo...

A pesar del tiempo y los caminos, me di cuenta que aún estas presente.
Un abrazo grandote
Pepino

BELMAR dijo...

mmmm... Javiera Belmar... ¿serás mi prima? jeje... yo soy del Maule...