12.01.2007

Navidad y la Bicicleta

Robaron en mi casa. Lloré cuando supe que entre las pérdidas se encontraba mi bicicleta. Por meses tuve que volver a subirme al transporte público, detestándolo cada minuto. Mi rostro extrañaba el viento en contra, y mis manos, la tensión del manubrio. Pero no tenía dinero para comprarme otra. Llegó la navidad y como era costumbre, llevamos a mi hermano chico a la plaza para que buscara al viejito pascuero. Casi me muero cuando volvimos a la casa y vi una bicicleta en el patio. La tarjeta decía “para Javiera, mi ciclista favorita”. Miré a mi papá, y él me sonrió.

Ganador del concurso de cuentos de bicicletas de 100 palabras "Dale atracción a tu creatividad".

7 comentarios:

pazzifica dijo...

q lindo.....como cuando uno era chic ay te sacaban a dar una vuelta para ir a buscar al viejito....snif...

Estados M3ntales dijo...

ja ja j aj muy lindo el gesto...

con respecto a tu comentario, uno no escribe cosas para que t digan sigue asi o no, ese no es mi caso.. es solo una forma de escape a las cosas que me perturban dia a dia. y con respecto a lo de los lokeros, tienes muchas razon si uno cambia es por uno no por lo que digan los lokeros ; cuidate
bye ...

Seele der Nacht

BELMAR dijo...

El Oscar Belmar que aparece en la guía telefónica de Santiago es un sobrino, el Tito Belmar, un hermanastro. Mi familia es originaria de la ciudad de Cauquenes... pareciera que la familia se origina más al sur... ¿conoces al escritor Eugenio Belmar?

BELMAR dijo...

Bueno, un gusto conocerte, espero que me sigas visitando... a todo esto ¿cómo llegaste a mi blog?

BELMAR dijo...



¿Qué foto mía encontraste en la red?

BELMAR dijo...

vah, dejé la pregunta en ambos blogs... cuéntame tu como era la foto, que te pareció, que te parecí...

Anónimo dijo...

uhhy yo amo mi bici
k se roben el auto
pero mi bici no, es mi juguete preferido
la amo
me tomo 20 años k el viejito llegara con ella
asi nica la cambio
y menos k me la roben, me muero
te comprendo
bye